Uso de la piscina comunitaria en verano

En España hay casi un millón de piscinas, siendo el 6% de estas comunitarias. La responsabilidad en estas es muy alta, al igual que el de una municipal. En una piscina comunitaria hay muchos bañistas, lo que obliga a cumplir con niveles de seguridad para evitar accidentes.

A continuación mencionaremos algunas normas básicas para el uso de la piscina comunitaria en verano:

· Reglamento: Las comunidades tienen su propio reglamento interno. Este debe ponerse en un lugar visible donde estén presentes las normas, el aforo, los horarios de apertura y cierre, la vestimenta, las actividades de verano y los cursos de natación.

· Instalación: Antes de abrir la piscina comunitaria se tiene que comprobar que las instalaciones estén en buen estado. Los azulejos, duchas, pavimentos, escalones, escaleras sujetas.

· Socorrista: Es recomendable contar con un socorrista a pesar de que la norma lo exija.

· Menores de edad: Los menores de edad tienen que estar acompañados por un adulto.

· Seguridad: Se tiene que prohibir los saltos al borde de la piscina y cualquier actividad que suponga un daño a los bañistas.

· Tabaco: La ley Antitabaco prohíbe fumar en los sitios de recreo infantil.

· Protección: Se debe asegurar todos los elementos de protección a los bañistas como flotadores, vallado de la piscina y los salvavidas.

· Control de acceso: A la entrada del recinto es conveniente que haya una persona para controlar e impedir el acceso a terceros.

· Barreras arquitectónicas: La comunidad debe adecuar los accesos y eliminar aquellas barreras arquitectónicas según lo establecido en las normas autonómicas y estatales.

Por lo tanto, si diriges una comunidad de vecinos o perteneces a una, lo más indicado antes de comenzar el verano es revisar el reglamento para poder cumplirlo y así garantizar la seguridad de los vecinos, al igual que el disfrute. Es importante que se realicen las labores pertinentes, de esta manera no habrá peligro alguno, ya que una piscina en mal estado puede ser muy peligroso tanto para niños como adultos.

También hay que contratar un socorrista, aunque nunca haya pasado algún percance, lo más recomendable es tener un profesional que haga labores de rescate y de primeros auxilios. La comunidad debe contar con un botiquín médico, y hay que dejar claro en un letrero grande que no se puede fumar por la existencia de niños. Con estos puntos claros se podrá dar un buen uso a la piscina comunitaria.

Fuente: www.seguroscomunidadesvecinos.com

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Powered by WishList Member - Membership Software