¿Tengo que pagar recibos del otro dueño al comprar un piso?

El comprador de un piso responde de las deudas que tenga el anterior propietario con la comunidad.

La creciente morosidad en las comunidades de propietarios, la cantidad de recibos pendientes de cobro, puede acarrear problemas al comprador de una vivienda pues responde de las deudas del anterior propietario.

Por eso conviene informarse antes de las cargas del inmueble y los recibos pendientes de pago es una de ellas. Una buena fuente de información es el administrador de la finca que además nos asesora y orienta.

«El nuevo adquirente responde con el propio inmueble adquirido de las cantidades que se adeuden a la comunidad de propietarios, para gastos generales, por los anteriores propietarios por la parte vencida del año en que tiene lugar la adquisición y los tres años naturales anteriores»
, señalan los servicios jurídicos del Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla.

Es decir, si usted compra una casa el 20 de marzo de 2014 respondería de las cuotas de enero, febrero y marzo de 2014 y de las correspondientes a los años 2011, 2012 y 2013.

Hay que tener en cuenta que ese es el plazo legal siempre que la adquisición tenga lugar a partir del 28 de junio de 2013, pues en las producidas con anterioridad a la misma sólo alcanzan a la anualidad corriente y año natural anterior.

Dicen en la asesoría de dicho ente colegial que en el instrumento público mediante el que se transmita, por cualquier título, la vivienda o local, el transmitente, deberá declarar hallarse al corriente en el pago de los gastos generales de la comunidad o expresar los que adeude.

Tiene que aportar en este momento certificación sobre el estado de deudas con la comunidad coincidente con su declaración, sin la cual no podrá autorizarse el otorgamiento del documento público, salvo que fuese expresamente exonerado de esta obligación por el adquirente.

La certificación será emitida en el plazo máximo de siete días naturales desde su solicitud por quién ejerza las funciones de secretario, con el visto bueno del presidente, quienes responderán, en caso de culpa o negligencia, de la exactitud de los datos consignados en la misma y de los perjuicios por el retraso de la emisión.

Además, ha de comunicar a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad, por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción, el cambio de titularidad de la vivienda o local.

Los servicios jurídicos destacan que «quién incumpla esta obligación seguirá respondiendo de las deudas de la comunidad devengadas con posterioridad a la transmisión de forma solidaria con el nuevo titular, sin perjuicio del derecho de aquél a repetir sobre éste».

Las derramas

Otra cuestión son las derramas para obras extarordinarias aunque relacionadas con la anterior situación porque han de ser satisfechas por quien resulte propietario a la fecha de su pago.

«Esto es, aprobada por una comunidad de propietarios, el desembolso de una serie de derramas para el pago de una obra a efectuar, en unos determinados plazos, el propietario anterior deberá haber pagado las correspondientes al período durante el que ha sido propietario y, las que posteriormente se devenguen corresponde sufragarlas por su condición de propietario al nuevo adquirente», señalan los letrados.

Esta es la razón por la que los Administradores de Fincas Colegiados cuando actúan como secretarios y emiten el certificado para el otorgamiento del instrumento público, hacen también mención a dichas derramas.

Fuente: Periódico ABC

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Powered by WishList Member - Membership Software