Seguro de hogar: consejos para ahorrar al contratar la póliza

8,5 millones de casas, más del 30% del parque de viviendas de España, no tiene un seguro de hogar. Según un informe de Kelisto, las viviendas que no tienen seguro se han incrementado un 13,3%, desde los 7,5 millones de hogares de hace seis años hasta los 8,5 del año pasado. Habría que sumar aproximadamente otros 10 millones de viviendas “infraaseguradas” (hogares que, a pesar de contar con una póliza, no tienen su vivienda y sus bienes correctamente asegurados).

El seguro para el hogar es obligatorio en algunos países europeos como Francia; en Suiza incluso se exige a quienes pretendan alquilar una vivienda. En el Reino Unido, como en España, no es obligatorio. Y sin embargo, un seguro de hogar puede ser un buen negocio.

Básicamente, nos permite protegernos ante daños en la vivienda, ya sean eléctricos, por rotura de cañerías, averías, accidentes domésticos e, incluso, derivados de fenómenos atmosféricos o meteorológicos. Además, recoge la responsabilidad civil originada por daños o lesiones a otras personas, como inundaciones a terceros, desprendimientos de materiales en la terraza, etc.

Para ahorrar en la contratación de un seguro de hogar basta con comprobar las necesidades reales y ajustarse a ellas y, si es preciso, renegociar las condiciones. Se trata de optimizar sus prestaciones. Eroski Consumer apunta unas sencillas pautas para ahorrar algo de dinero:

Evitar duplicidades: Hay que comprobar que las coberturas de la póliza no estén cubiertas por otra de la comunidad de vecinos. Si alguna ya está cubierta, se debe eliminar y no pagar de más. Pagar lo justo: no deben contratarse coberturas innecesarias que nunca se utilizarán.

Aprovechar ofertas y promociones: Si es la primera vez que se contrata un seguro de estas características, se pueden aprovechar las muchas y variadas ofertas de las aseguradoras para comercializar estos productos. En los formatos más agresivos, llegan a descuentos de hasta el 50% en las nuevas contrataciones.

Buscar modelos flexibles: Hay que analizar con todo detalle cuál es el riesgo del hogar y escoger las propuestas aseguradoras más flexibles para conseguir rebajas duraderas en el pago anual del seguro.

Aprovecharse de las infraestructuras: Si la vivienda dispone de suficientes medidas de seguridad (puerta blindada, sistemas de alarma, cámaras de seguridad o una caja fuerte), se podrá abaratar el precio del seguro. El motivo es que al haber menor riesgo las aseguradoras ofrecen un precio más bajo.

Unificarla junto con otras pólizas: Las compañías generan descuentos a los clientes que unifican su seguro del hogar con otras pólizas, con descuentos especiales en el conjunto.

A modo de consejo básico: hay que contratar el seguro para el hogar con las coberturas necesarias, ni más ni menos. Si se aplica esta estrategia, se contienen fácilmente los gastos por la contratación de este producto asegurador y se renuncia a coberturas innecesarias.

Fuente: www.20minutos.es

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Powered by WishList Member - Membership Software