Reducción de jornada por cuidado de hijos menores: ¿Quién y cómo se puede solicitar?

Uno de los motivos básicos para solicitar una reducción de jornada laboral esconciliar la vida laboral y familiar. El cuidado de los hijos suele ser la principal razón para hacerlo, por eso vamos a ver cómo solicitar la reducción de jornada por cuidado de hijos menores y quién tiene derecho a ella.

Este es un derecho de los empleados que viene reconocido en el Estatuto del Trabajador, en el artículo 37.5 que establece que:

Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquélla.

Cómo solicitar la reducción de jornada por cuidado de hijos menores

La solicitud de la reducción de jornada debe presentarse a la empresa por escrito, alegando los motivos de la misma. A la par, en dicho documento deberá constar qué tipo de reducción se va a realizar, pudiendo ser de un 12,5% de la jornada hasta un 50%, o dicho de otra manera, de una hora menos en una jornada de ocho horas hasta un máximo de cuatro. A la hora de solicitar la reducción de jornada podrán hacerlo trabajadores nacionales, comunitarios o extranjeros sin importar tampoco el tipo de contrato que tengan con la empresa.

Solicitar la reducción de jornada es muy sencillo si sabes cómo¡Tuitéalo!

Por lo que respecta al salario se verá reducido en idéntica proporción a la reducción de jornada solicitada. Es decir, si pasamos de una jornada de ocho horas a una de seis, mermará nuestro sueldo un 25%. La empresa debe contestar al escrito, ya sea de forma afirmativa o negativa, para que el trabajador pueda ejercer sus derechos y reclamar por vía judicial si lo estima oportuno.

La empresa se podría negar en caso de que dicha jornada reducida suponga ungrave perjuicio para la subsistencia de la empresa o afecte gravemente la producción o exista la posibilidad de satisfacer el derecho del trabajador en otro horario compatible con el proceso productivo de la misma. En todo caso, siempre se pueden arbitrar fórmulas flexibles de mutuo acuerdo entre trabajador y empresa.

En caso de ser concedida la reducción de jornada la empresa deberá tramitar el correspondiente documento con la Seguridad Social. Es importante que lo haga de forma correcta ya que, en caso de algún error, el trabajador podría perder alguno de los derechos que le otorga esta reducción de jornada.

Derechos del trabajador con reducción de jornada

Uno de los principales motivos de la reducción de jornada es la elección de horario, incluso cuando nuestra empresa tenga turnos rotativos. De esta manera, los trabajadores con reducción de jornada no tendrían que trabajar fines de semana o tardes y noches si así lo solicitan, para poder dedicar ese tiempo a cuidar de sus hijos. Este horario se tiene que realizar con reducción de horas y ya no es posible quitarse días completos después de la última reforma laboral.

La reducción de jornada dará derecho al trabajador a cobrar las indemnizaciones por despido o por extinción voluntaria igual que si fuera a jornada completa. Este es un aspecto que muchos desconocen y que, llegado el momento, no reclaman de forma correcta, firmando como conformes con la cantidad que ofrece la empresa.

Además, los dos primeros años de excedencia se cotiza en la seguridad social el 100% a efectos de jubilación, incapacidad permanente, muerte, paternidad o maternidad. En el caso de que la reducción se haya solicitado por el cuidado de un familiar sólo será durante el primer año.

Otras opciones de conciliación

El cuidado de menores de 12 años no tiene por qué ser el de tu hijo, sino que puede ser el de tu pareja de hecho con la que convives. También se aplica en caso de estar al cuidado de un familiar directo, padre, madre, hermano, hijo o nieto, que no pueda valerse por sí mismo. En este caso no es necesario que tenga reconocida una minusvalía o discapacidad.

En el caso de enfermedad grave de un hijo también se puede solicitar la reducción de jornada durante su hospitalización y tratamiento. Para este supuesto el mínimo de reducción de jornada es del 50% y no existe un máximo, pudiéndose acumular las jornadas completas según determinados convenios. En este caso, es necesario acreditar la hospitalización y la dependencia para su tratamiento.

También existen otros supuestos diferentes que el trabajador puede aplicar, como la reducción de jornada por lactancia, los permisos retribuidos de paternidad y maternidad, la excedencia con reserva de puesto por cuidado de hijos o la adaptación y distribución de la jornada sin reducción que el trabajador podría solicitar.

 

Fuente: Blog SAGE

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Powered by WishList Member - Membership Software