Manual del buen vecino, la convivencia no tiene por qué convertirse en un pesadilla

Dicen que un amigo es un tesoro. Algo así podríamos decir de los buenos vecinos cuando se trata de vivir en comunidad compartiendo espacios comunes. Aunque se suele partir de una convivencia armónica, ciertos inconvenientes como los ruidos a deshora pueden dar al traste con la relación. Estos desórdenes son casi idénticos en cualquier edificio. “Hay determinados hechos que se repiten en prácticamente todas las comunidades y que hacen saltar las chispas entre los vecinos, generando rencillas entre ellos y haciendo más complicado el día a día”, asegura Eladio Sineiro, director de TodosVecinos.com.

Las discusiones erosionan, a veces de forma irreversible, el entendimiento entre los habitantes de una finca. Tal y como admite Patricia Briones, abogada y asesora jurídico-técnica del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, “la educación hoy también está en crisis y afecta al ámbito de las comunidades”. Pero más allá de acciones poco solidarias como tender la ropa sin escurrir, sacudir las alfombras por el día o subir el volumen de la tele, el mantenimiento del edificio necesita del consenso económico. Se debe lograr un equilibrio entre los que quieren gastar poco o nada y los que quieren enfrentar mejoras.

7 claves para ser el vecino ideal

1. No hacer ruido a horas intempestivas – No estamos diciendo que haya que andar de puntillas. Simplemente, hay que respetar el descanso de los demás. La abogada Briones afirma que “cuando la buena voluntad y el diálogo no funcionan, el presidente de la comunidad suele dirigirse al propietario como vía intermediaria para que cese en dichas actividades molestas. En su defecto, la comunidad puede decidir acudir a los tribunales”. Es normal que los fines de semana haya un poco más de jaleo, pero cuando una fiesta en casa se sale del horario suele acabar con la visita de la policía.

2. No ocupar las zonas comunes porque sí – El descansillo no es una extensión de la casa, así que no se puede usar de trastero. No es el lugar para dejar la bici o el cubo de fregar. Tampoco es lugar para dejar la bolsa de basura hasta que haya tiempo de bajar a tirarla. Según Alejandro Nuñez, director de NuevosVecinos.com, entre este tipo de disputas también se cuentan los “elementos que sobrepasan los límites establecidos en plazas de garaje, ya que carecen de una división física que las separe de las zonas comunes”.

3. Mostrar una postura dialogante en las juntas – Las reuniones de propietarios a veces se convierten en un intercambio de reproches. Hay que guardar la compostura en los enfrentamientos con vecinos de una opinión contraria a la nuestra. Sinerio comenta que “en una comunidad hay opiniones y necesidades muy dispares, por lo que a veces es complicado llegar a un punto en común entre los vecinos”. Lo ideal es exponer los argumentos con educación. Además de respetar orden del día, Nuñez sugiere usar “alguna herramienta online donde los vecinos puedan sugerir los puntos a tratar, dado que se agiliza mucho el proceso”. Al final, se debe acatar la decisión de la mayoría.

4. Plantear la emisión de un certificado energético común – La obligatoriedad de contar con este documento no debe pasarse por alto. Es un gasto extra sí, pero hay que pensar en que las mejoras sugeridas por el técnico constituirán un ahorro a largo plazo. La desinformación es el peor enemigo. Para Nuñez, “la forma más efectiva de convencer a los vecinos es presentándoles un informe estimativo de la inversión punto por punto”. Igualmente, hay que poner de relieve que las medidas realizadas “repercutirán directamente en el ahorro, permitiendo reducir la factura de luz y gas en aquellas comunidades y viviendas más eficientes”, manifiesta Sineiro.

5. Avisar de las obras en casa con antelación – Hacer una reforma no solo es un fastidio para los habitantes de la vivienda, sino también para el resto de ocupantes del edificio. Además de ponerlo en conocimiento del vecindario, hay que respetar un horario, estipulado en las ordenanzas municipales. En Madrid capital se prohíben las obras en el interior de las viviendas de 21 h a 8 h en laborables, y de 21 h a 9:30 h en sábados, domingos y festivos. Ni qué decir tiene que estas obras deben contar con los correspondiente permisos, no solo en el ámbito administrativo, sino también civil, ya que “si las obras alteran elementos comunes de la finca, deberán someterse a la autorización de la junta”, matiza Briones.

6. Mantener controladas a las mascotas y a los niños – No a todo el mundo le gustan los perros, sobre todo, si no paran de ladrar. Pasa lo mismo con los bebés que rompen a llorar de madrugada o con los niños que saltan y corren de un lado a otro para tortura del vecino de abajo. Hay que minimizar el impacto lo mejor posible. Para Sineiro, “el primer paso es acudir directamente al vecino para plantearle el problema de manera directa con el fin de que controle los ruidos o los problemas que se ocasionan”. De nuevo, el respeto y el sentido común son la base, puesto que “todos tenemos que hacer un esfuerzo por educar a nuestros hijos y mascotas”, comenta Nuñez.

7. Ser comprensivo con los morosos – El desempleo ha tenido su efecto en estas colectividades. Desde TodosVecinos.com, lo confirman: “Con la crisis económica, hemos detectado que en las comunidades de vecinos españolas se producen numerosas discusiones a raíz de las derramas y otros temas que tienen que ver con lo económico”. Si un vecino no paga las cuotas por causas sobrevenidas, hay que recordar que mañana se puede estar en su lugar. No obstante, la paciencia tiene un límite. Como medida de castigo, a veces se plantea el privar al moroso del uso de ciertas zonas comunes. Sin embargo, Briones aclara que “la doctrina mayoritaria es contraria a esta posibilidad al considerar que la comunidad carece de potestad sancionadora y que la vía para reclamar el pago de la deuda es la judicial”.

Fuente: www.pisos.com

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Powered by WishList Member - Membership Software